jueves, 16 de agosto de 2012

UN ALMA PERDIDA

La guerra se llevó las ilusiones, el amor y la paz del  joven corazón de  Caitlin  una niña a la que mal educaron y mal criaron  dándole todos los caprichos: trajes, juguete…Le dieron  de todo  menos cariño, se volvió malvada,  ambiciosa y egoísta, con sus actitud  consiguió hacer desgraciadas a las personas más cercanas y queridas por ella…

8 comentarios:

  1. Sin cariño, sólo alimentamos monstruos, y aún así...

    besos.

    Gracias por tu huella y por tu paso.

    ResponderEliminar
  2. Esa es la mejor forma de criar psicópatas: sin lñimites, sin valores altos, sin amor.

    Bienvenida a mi casa, Maruja y gracias por tu comentario.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. La guerra, por más que se concrete en paz, trae consigo estos y peores desgarros.
    Las guerras, al servicio de los impostores siempre.
    (Buen gusto en la música elegida, vaya que sí)
    Un abrazo.
    Soy PiliMPilar

    ResponderEliminar
  4. Un alma perdida es la oscuridad, vacía por dentro por la carencia de lo principal, valores y afecto.

    Un caso triste, pero muy común en estos tiempos.

    Abrazos alados, nueva amiga!

    ResponderEliminar
  5. Siempre es importante recibir cariño, amor, de los que nos rodean. Nos hace mejores personas.

    Un abrazo, Maruja.

    ResponderEliminar
  6. Creo que la personalidad de cada uno de nosotros tiene una parte importante de la educación que recibimos y de las vivencias que experimentamos. Eso nos forja, ya de pequeños.
    si no se recibe cariño poco se puede dar, porque no se está acostumbrado a él, por eso de mayores se vuelven malvados.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  7. Cuanto tiempo Maruja¡¡¡¡ Espero que estés bien por tu bellísima ciudad. Ya parece que terminan los calores rígidos y malintencionados, uf...
    Qué importante recibir cariño, y también, incluso más, ofrecerlo.
    Besos alados, amiga.

    ResponderEliminar
  8. Pobre niña. Dio lo mismo que recibió...
    Un beso.

    ResponderEliminar